jueves, 12 de febrero de 2015

Riesgos Psicosociales





La salud de los trabajadores se deteriora cuando desempeñan su trabajo en unas condiciones y en un entorno laboral inadecuado. Estamos hablando de ritmos e intensidad de trabajo excesivo, tiempos incontrolables, distribución horaria irregular, períodos de descanso alterados, desconsideración y trato injusto. Por tanto, los riesgos psicosociales existen, afectan a la salud física y mental, tienen su origen en la organización del trabajo, son identificables, medibles y controlables.

La ley de Prevención de Riesgos Laborales considera que la organización del trabajo forma parte de las condiciones de trabajo que influyen en la salud y seguridad de los y las trabajadoras, a través de la exposición nociva a los riesgos psicosociales. Por ello, las características de la organización del trabajo deben de ser evaluadas, controladas y modificadas si generan riesgos.

El estrés es el segundo problema de salud relacionado con el trabajo más frecuentemente denunciado en Europa. Con la adopción de un enfoque correcto, los riesgos psicosociales y el estrés laboral pueden prevenirse y gestionarse de un modo satisfactorio sea cual sea el tamaño o el tipo de empresa. 

Se pueden abordar de la misma manera lógica y sistemática que otros riesgos para la salud y la seguridad en el lugar de trabajo. Aunque sobre los empresarios recae la responsabilidad  jurídica de garantizar que los riesgos en el lugar de trabajo se evalúen y controlen adecuadamente, es fundamental que los trabajadores también participen. Los trabajadores y sus representantes son quienes mejor comprenden los problemas que pueden producirse en su lugar de trabajo. Su participación garantizará que las medidas adoptadas sean apropiadas y eficaces.